6 sept. 2012

Curiosidades Británicas III

Ya pudisteis leer en el blog la parte I y parte II de esta sección. Hoy os traigo la tercera con más fotillos que pude tomar en Reino Unido para contaros lo raretes que son los ingleses y las curiosidades que puedes encontrarte por aquel extraño país. Ahí van:

 Los ingleses tienen cosas malas pero a veces tienen un sentido del humor que mola. Estas figuritas de la reina Isabel II las encontré en una tienda de decoración y ¡eran geniales porque movían la mano saludando todo el tiempo! Cuesta 15 libras, funciona con energía solar y siempre te está saludando. Me encantó.

Ya hablamos en anteriores post sobre la higiene (inexistente) de los ingleses, las calles no iban a ser menos que autobuses y demás antros. Así estaban todas las calles de Manchester (ciudad donde la que escribe residía), llenas de chicles pegados en el suelo. A menudo iba paseando por la calle y me preguntaba ¿Cuantos chicles comen esta gente? Todo muy raro.

Este cartel lo encontré en un sitio que frecuentaba a menudo para hacer más llevadera la vida inglesa, la licorería. Para los que aun no habéis hecho el curso CCC de English dice que aceptan efectivo, tarjeta, abrazos, besos, sonrisas y apretones de manos. Abajo en letra pequeñita aclaran que los aceptan pero no para pagar los productos ¡Já! ya sabía yo que había trampa...

En mi vida en UK como he comentado anteriormente frecuentaba la licorería, cuando ya veía el fondo de la botella había que volver a casa, en bus, que somos pobres. El autobús nocturno era el mejor para encontrarse rarezas aparte de mucho borracho repugnante y subnormal. Estos dos chavales iban dormidos justo delante mía una noche, aparte de ser muy gays lo más curioso de todo es que iban vestidos exactamente iguales, aunque en la foto se aprecia regular. Una pareja adorable.


Haciendo turismo en un pueblecito cercano a Manchester me encontré esta cutrada de las gordas. Hay un puente que comunica dos calles, tiene un reloj en medio y se supone que es de los lugares más visitados del pueblo. Pues para qué dorarlo todo, no, no, mejor pintamos las puntas de amarillo si se nos acaba el dorado...muy cutre.

Las viejas de las palomas no están solo en Mary Poppins y en las plazas de mi barrio, en UK también hay, pero aquí son palomas deluxe, porque tienen sus propios palomares que lo pagan los ciudadanos, no como en España con las vayas electrificadas en los monumentos, no no, aquí con casas y todo. Al parecer y para mi sorpresa en UK no se las considera ratas voladoras, sino pájaros, ¡A dónde vamos a llegar!
En fin, no sé cuanto comerán estas palomas, pero esta señora lleva dos bolsas llenas...

Más adelante en curiosidades Británicas:  Los desayunos del McDonalds. ¡A cuidaros!
Publicar un comentario