12 mar. 2012

Remakes (Part I)

Nueva sección en el blog, Remakes, voy a dar mis impresiones sobre dos películas, una original y otra el remake claro,  las primeras son un extraño caso de dos películas basadas en un libro y las dos me gustan: Willy Wonka and the chocolate factory (Un mundo de fantasía en Español) y Charlie and the chocolate factory (Charlie y la fábrica de chocolate).


Willy Wonka and the chocolate factory es una película de Mel Stuart de 1971 con el fantástico Gene Wilder como el fabricante chocolatero más famoso de todos los tiempos. Descubrí esta película hace ya muchos años, el libro de Roald Dahl me lo leía mi hermana de pequeña y se convirtió en uno de mis favoritos, así que investigué y encontré la película, me encantó. Tiene el encanto de las películas de ficción de los 70, el guión es estupendo escrito por el mismísimo Roald Dahl con diálogos encantadores y el romanticismo propio de la fantasía del libro, alternando los brillantes diálogos del loco Wonka con números musicales muy cursilones en el tono de la cinta.


Esta película se rodó con la cantidad de 3,000,000 millones de dólares en un pueblecito de Alemania donde seguidamente se rodaría Cabaret, al rodarse en Alemania la gran mayoría de los extras, incluyendo a los Oompa-Loompas no hablaban inglés.
Oompa-Loompas y fábrica del clásico de los 70.

Charlie and the chocolate factory es una película de Tim Burton de 2005 con Johnny Deep como Willy Wonka. Lo bueno de esta adaptación es que de los efectos modernos combinados con la mano de Burton salen una fotografía y unos escenarios alucinantes, la ciudad, la casa de Charlie y en especial la fábrica son espectaculares. Sin embargo y a pesar de la originalidad que caracteriza al director y el carisma de Deep (que me gusta pero no le llega a Gene Wilder ni a la punta de los zapatos en el papel de Wonka) no deja el mismo buen sabor de boca y el buen rollo que su predecesora.
Fue rodada con la friolera de 150,000,000 millones de dólares en Inglaterra y recaudó más de 400,000,000.
La mujer de Burton, cómo no, tenía que estar en la película.


En la primera para los Oompa Loompas se utilizaron diferentes actores y actrices, todos enanos y que caracterizaron a estos seres de piel naranja tan curiosos que el Señor Wonka se trae de Oompa Loompalandia.
En la nueva versión y gracias a los efectos especiales sólo hizo falta un solo actor (Deep Roy) quien se encargó de dar vida a todos estos seres, idénticos en este caso obviamente.
El río de chocolate de la adaptación de Burton parece mucho más real y mola más, la razón: 740.000 litros de chocolate en movimiento.
Muchos Oompa-Loompas y un sólo actor.

Por supuesto esta versión es bastante más "raruna" al estilo Burton y el diseño de las diferentes salas de la fábrica son una pasada y muy originales aunque demasiado estranbóticas, una servidora se queda con las sencillas y básicas salas de la película de los 70, con menos presupuesto y una decoración y platós menos currados ésta te hace meterte mucho más en la historia.
Los dos Wonkas, Gene Wilder genial, Deep parece un poco gay.

Resumiendo diré que merece la pena ver las dos, son divertidas y la historia es genial pero la primera merece mucho más la pena y te hace volver querer a ser un crío y por supuesto releerte el libro una y otra vez.

Como curiosidad os diré que la historia ha sido parodiada en varias ocasiones, como en las series Family guy y mi favorita, Futurama, donde visitan la fábrica de Slurm.
Publicar un comentario