3 may. 2013

Remakes (Part II)

Después de no haber podido publicar nada en Abril por cuestiones que no vienen al caso retomamos con fuerza el blog y el primer post lo voy a dedicar a la segunda entrega de Remakes, (Parte I) esta sección que tanto mola. Hoy vamos a desentrañar El Planeta de los Simios (Planet of the Apes originalmente), la maravillosa adaptación de la novela de Pierre Boulle que llevara a la gran pantalla Franklin Schaffner en 1968 y la posterior y gran cagada de Tim Burton en 2001. Veis por donde van a ir los tiros ¿no? Pues al lío:

El planeta de los simios la dirige Franklin Schaffner en 1968 como hemos dicho, ésta estaría protagonizada por Charlton Heston y contaría con un presupuesto de unos 6.000.000 de dolares aproximadamente.
La cinta narra la historia del astronauta George Taylor, quien junto a su tripulación se supone en el año 1974 tiene un aterrizaje forzoso en un planeta habitado por simios inteligentes, pero según los cálculos se encuentran en el año 3978, ya que mientras la tripulación envejeció solo 18 meses, para el planeta Tierra han transcurrido 2006 años mientras estos estaban en la nave.

Los tres astronautas echan a andar por el desierto y poco a poco encuentran vida vegetal, humanoides primitivos la mar de silenciosos y simios vestidos que corren a caballo por el campo blandiendo armas de fuego, trampas y redes que utilizan para capturar a todos los humanos que puedan y matar a los que no puedan. Mientras huyen, uno de los compañeros de Taylor es asesinado, otro queda inconsciente, y Taylor recibe un disparo en la garganta. Los gorilas llevan a Taylor a la Ciudad Simio, donde dos científicos-monos le salvan la vida. Al despertar, Taylor, encerrado en una jaula con una chica a quien después él llamará Nova, descubre que su herida en la garganta lo ha enmudecido (temporalmente) y tras muchas idas y venidas, conversaciones con los simios, entender cómo viven y cómo tratan a los humanos Taylor se revelará y conseguirá huir junto a Nova. El final es una de las grandes escenas del cine, de esas que marcaron un hito y cuando ves se quedará siempre en tu memoria, esta una película de obligado visionado para todos.

La película fue postulada a los premios de la Academia
de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood en las categorías de mejor banda sonora y mejor vestuario. Ganó un premio honorífico por la calidad del maquillaje (en 1969 no existía esta categoría en los premios Óscar). El maquillaje había supuesto el 17% del total del presupuesto.

Tras el éxito de la primera, La saga de El Planeta de los Simios fue continuada por cuatro secuelas de las que no viene al caso hablar ahora.

Llegamos a la era 2000 y en 2001 a Tim Burton se le va la pinza muchísimo y le da por dirigir una nueva versión también llamada El Planeta de los Simios, una adaptación de la novela bajo su prisma personal. Los puntos de mayor diferencia con la película original son que no aparecen los personajes principales de la película original (Zira, Cornelius, el Dr. Zaius y Taylor), la cinta se centrará más en los simios que en los humanos y por cierto, éstos aquí sí pueden hablar.
Esta nueva versión con un presupuesto casi cien veces mas alto que la anterior (100.000.000) no le llega ni a la suela del zapato a la original, es aburrida y es más fácil tomártela como una comedia que como el drama que es, ya que ríes por no llorar. El final es de lo más normal y no podemos compararlo con el de su predecesora ya que crean un final sin sentido abriendo la posibilidad de hacer una secuela que gracias a dios 12 años después a nadie le ha dado por hacer, ¿a quién se le ocurriría hacer un remake de algo insuperable? Hay que decir siendo justos que fue un gran éxito de taquilla, pero como la gente va al cine como borregos eso no significa nada, y la realidad es que fue un gran fracaso de crítica. Basicamente lo único que se elogia de la película es el maquillaje. No culpo del todo a Burton, que quiero creer que toda esta mierda no es idea del director si no del estudio y de los productores que lo presionaron,,,pero vamos que tiene mucha culpa, eso es así. La película es un coñazo, grandes efectos visuales pero con un guión disperso y sin chicha, un protagonista (Wahlberg) que no está para nada a la altura y un final más que decepcionante teniendo en cuenta el nivel de la original. Mi consejo: no la veáis.

En el 2011 se estrenó Rise of the Planet of the Apes o El origen del planeta de los simios, del director Rupert Wyatt. No se trata de un remake de las películas anteriores, sino de la precuela de la historia de la primera película, de 1968. Y no está mal, la verdad, pero esto es otra historia y deberá ser contada en otro momento.

Y de regalo un pequeño homenaje que Los Simpsons hacen a la saga:



Publicar un comentario