2 mar. 2016

Impresiones cinéfilas XI

cine mi mochila amarilla

El tambor de hojalata
Dicen que es una película que o la adoras o la odias. Después de visualizarla yo estaba bastante más cerca del odio que de otra cosa, especialmente al pequeño y tocapelotas protagonista de esta extraña película alemana de finales de los 70. Aunque la historia es particular y la película probablemente única en su género se me hizo bastante larga y lenta. Sin embargo tengo que admitir que con el tiempo va dejando un sabor de boca diferente y el recuerdo que el film consigue grabar en la mente del espectador es, en resumen, positivo, por lo que a pesar de lo lenta que se me hizo la recomiendo, tiene algunas escenas realmente inolvidables y este realismo mágico bien merece una visualización.

Noche en la tierra
Un film del que me habían hablado pero que no había tenido la oportunidad de ver. Divertida, delirante y original conjunto de cinco cortos en los que todos los protagonistas son clientes de diferentes taxis en distintas partes del mundo una noche cualquiera. Wynona Rider, Roberto Bernigni, Gena Rowlands entre otros forman el elenco que es variopinto y sensacional. Cada historia hay que disfrutarla e interpretarla de una manera, algunas son cómicas y otras dramáticas pero todas dejan su huella. Os la recomiendo 100%, pero importantísimo verla en versión original para captar aun mejor la esencia cada corto y de la película.

Man on the moon
Cuenta la historia del famoso y controvertido cómico de los 70 Andy Kaufman, de cómo se desarrolló su fama y su vida desde temprana edad hasta su muerte en los 80. La película es larga aunque entretenida a ratos. El personaje (Kaufman) no tiene desperdicio y realmente la historia te atrapa gracias al interés que éste suscita y a la increíble interpretación que Carrey lleva a cabo en esta cinta. Si os gusta el cine más simplón o buscáis entretenimiento puro no es vuestra película. Si os gustan las biografías de personajes extraños, controvertidas y el humor diferente sin duda os la recomiendo.

Ave, César!
Casi me dio un pasmo cuando leí la critica de El Mundo en la que decían que era la comedia más divertida de los hermanos Coen....¡no se lo creen ni ellos!
La película deja bastante que desear y se queda en el intento de ser realmente divertida e interesante. Tiene los ingredientes pero la tarta no sube, le falta lo principal, un inicio, nudo y desenlace bien enlazados, valga la redundancia. Las historias se quedan a la mitad, no se le saca partido a los personajes que en principio están bien formados y son interesantes y divertidos pero solo a medias, sin más (a pesar de que la película cuenta con un reparto realmente de lujo).
Salí del cine profundamente decepcionada. No merece gastarse lo que vale el cine, para una tarde/noche aburrida en casa quizás.

Cinema Paradiso
Hace años que la vi y cada vez que la vuelvo a ver Cinema Paradiso me fascina y me conmueve, hacía siglos que no me gustaba una película como me gustó esta, me dio un pellizquito al corazón.
Ambientada en Sicilia y con Salvatore y Alfredo como personajes principales, encantadores y entrañables, cuenta historias de infancia, de amor, postguerra, censura y sobretodo como ya sabemos amor por el séptimo arte. Unas fantásticas interpretaciones, una de las mejores y más destacadas bandas sonoras del cine (por fin este año su Ennio Morricone se llevó el Oscar) y uno de los mejores finales del cine.
Cuando una película me gusta de verdad, de verdad de la buena, deja una huella imborrable en mi y se queda en mi mente, Cinema Paradiso realmente es una de esas películas que se ha quedado conmigo. Tengo que admitir también por supuesto que lloré muchísimo la primera vez que la vi, y la segunda y la tercera...



Publicar un comentario