15 oct. 2008

La mezquita



1.- Mihrab: nicho en dirección a la Meca.
2.- Qibla: muro del fondo.
3.- Maqsura: espacio acotado para el príncipe. 4.- Mimbar: púlpito de oración y sermón.
5.- Haram: sala de oración.
6.- Iwan: sala de recepción.
7.- Sahn: patio.
8.- Sabil: fuente de abluciones.


El origen de la distribución de las mezquitas está en la casa de Mahoma. Esta consistía en un recinto cuadrado de muros de adobe abierto a un patio, rematado por un soportal o cobertizo en el lado sur. En el muro oriental se levantaron las habitaciones de las mujeres del Profeta, volcadas hacia el patio, donde se reunían los fieles para orar bajo las directrices de Mahoma, que se subía en un estrado para dirigirles. En esta disposición se ha querido establecer el origen de las futuras mezquitas, que suelen presentar un patio interior (sahn) rodeado de pórticos (riwaqs) y un espacio cubierto (haram), articulado mediante naves de columnas y delimitado por la quibla, el muro que señala la dirección de La Meca.


Funciones y partes. La mezquita es un lugar para la reunión de la comunidad, la oración y la educación. En árabe se dice masjid, que significa "lugar de postración". Aunque su diseño varía en las diferentes partes del mundo, tiene dos partes principales, una zona cubierta para la oración y un especio exterior, normalmente un patio. El interior de la mayoría de las mezquitas es sencillo y sin adornos, pues se piensa que la ornamentación distrae a los fieles.

La sala de oración o haram es la habitación principal de la mezquita; es más ancha que larga, de acuerdo con el ordenamiento de la oración colectiva durante la cual los fieles ocupan filas paralelas de cara a La Meca.
Al frente de la sala de oración se encuentra el muro de la quibla indica la dirección hacia la que los musulmanes deben dirigir su oración, la ciudad santa de La Meca. Para diferenciarla del resto de las paredes del templo se abre en ella un pequeño ábside o nicho llamado mihrab, similar al altar cristiano pero sin su contenido simbólico. Actúa como punto focal durante las oraciones, indicando al fiel hacia dónde rezar. El imán permanece a un lado del mihrab mientras dirige la oración. Un mihrab puede ser un simple nicho vacío, pero en algunas mezquitas está profusamente decorado con intrincados azulejos. La sala de oración está diseñada de forma que la mayoría de los fieles puedan ver el mihrab. A la derecha del mihrab hay una plataforma elevada o mimbar
.
En los primeros tiempos no existía el alminar. Sin embargo, debido al aumento de la congregación, se acabó instituyendo la llamada de un muecín, a viva voz, desde la cubierta más alta del edificio. El siguiente paso fue construir mezquitas con unas torres, llamadas minaretes, desde donde el muecín podía permanecer en pie y convocar a los fieles.

Bueno,,,todo esto viene a que es lo que he dado hoy en clase de arte islámico,,,y nunca viene mal un poco de cultura general,,,además así se me queda mejor ;)
Publicar un comentario